Línea de Belleza

La salud es uno de los tesoros más preciados por la humanidad. La falta de ella significa una cierta invalidez parcial o completa, en ciertos casos más graves. Por lo mismo, todas las personas buscan, el mantenerse sanos.

Siempre deseamos tener un cuerpo sano y bien cuidado, y sobre todo, en muy buenas condiciones físicas. Esto conlleva específicamente a que con el paso de los años podamos evitar situaciones desfavorables y que tengamos quizá que lamentar. Mantenernos saludables significa hoy por hoy, de que podamos disfrutar la vida con mucha más plenitud de nuestros sentidos. Los beneficios son muchos cuando cuidamos de nuestra salud tanto en cuerpo como en mente, y mantener estos parámetros a la vista, son la diferencia enorme para poder llevar una vida placentera, extensa y saludable.

Y yendo un poco más allá, podríamos decir que la salud es más que sentirnos sanos. La salud es la ausencia de toda enfermedad en el organismo, pero al mismo tiempo, considera la falta de enfermedades mentales o de la psiquis. Algo que es bastante poco común hoy en día. Debido principalmente, al gran ajetreo que significa, vivir en cualquier ciudad grande, de algún país desarrollado, o en vías de desarrollo. La competitividad, la indolencia, la agresividad y el egoísmo, nos lleva a un estilo de vida, alejada de todos los principios normales de un ser humano, en sociedad, lo que redunda principalmente, en ciertos trastornos psicológicos. Dentro de los cuales, los más comunes, son el estrés y la depresión. Casos que mal tratados, pueden llevar a la muerte.

Cada día son más las personas que le dan gran importancia a la apariencia física, y tanto mujeres como hombres dedican  más tiempo al cuidado en ese  aspecto. Y es que el aspecto de nuestra piel, uñas o cabello no habla solo de belleza, también habla de nuestro estado de salud. Por eso hemos de prestar mucha atención a ambos conceptos pues van muy unidos.

Cuidar nuestro aspecto es importante, pero tenemos que cuidarnos de no caer en métodos obsesivos, y todo debe ser de una forma gradual pero constante. Sentirnos bien con nuestra apariencia es importante, y es menester dedicarle un poco de tiempo todos los días, llevando por ejemplo una dieta balanceada, alejada de las grasas y los azúcares. Rica en verduras y frutas. Fibra, minerales, calcio, vitaminas y otros agentes esenciales, para que nuestro cuerpo, se mantenga saludable. Otro capítulo importante de la salud, es el deporte o ejercicio. Este debe estar presente en la vida de todo ser humano. Al menos, tres días a la semana, por períodos de media hora, como mínimo. Actividad, que nos ayudará a mantener el peso a raya, al igual que el colesterol y otras patologías vinculadas con el sedentarismo (Como por ejemplo, los problemas cardíacos). Asimismo, retardar el envejecimiento inherente a todo hombre y mujer.

Solo necesitamos unos minutos al día para prestarnos los cuidados de belleza y salud que nos ayudarán a vernos bien por fuera y sentirnos mucho mejor por dentro.

Otro aspecto importante dentro de la salud, es darse el tiempo de estar tranquilo. Disfrutar de momentos de ocio o de dispersión. Junto con los queridos o realizando aquellas actividades que nos gustan. Por ejemplo, avocarse a algún tipo de hobbie. Esto ayudará a descomprimir el agotamiento y las preocupaciones, que se nos acumulan durante la semana.

No debemos olvidar  que la salud, es uno de los derechos humanos, más preciados que tenemos, y al que muchas veces no le prestamos la atención que debería tener. Es nuestra obligación buscarla siempre. No hay nada más preciado que este don de la salud, porque sin ésta, no somos prácticamente nada. 

 

Mostrando 1–12 de 22 resultados