Iniciamos hoy este blog con la intención primero que todo, de transmitir información relacionada a este maravilloso mundo natural que nos rodea y del cual somos parte activa, y de otro lado a  extender una invitación a que nos vinculemos de forma activa a conocer de las innumerables bendiciones que la madre naturaleza nos ha regalado para que hagamos uso inteligente y racional de los beneficios que nos aporta. Es sin duda alguna un campo muy vasto y prolífico en el cual podemos ahondar en la medida en que nos lo permita nuestros tiempos y labores, pero dejo la inquietud latente a quienes sientan que conociendo un poco cada día, se logra conjuntar un cúmulo de conocimientos que a la postre nos será de gran beneficio personal en el campo de nuestra salud corporal. En todo caso, les dejo el reto!

La Medicina natural tal y como la conocemos en la actualidad, ha venido siendo usada desde los mismos albores de la humanidad, y considerada como la redentora de muchísimos males que han venido aquejando al hombre desde que estábamos en los tiempos de las cavernas. Y es el hombre mismo que a través del ensayo y de la experimentación comenzó a descubrir los diferentes beneficios que recibía cuando usaban un producto determinado, y a recopilar a través de los tiempos todo esta información recogida, que fue transmitiendo de generación en generación a través de los siglos, primero en forma oral y después cuando ya apareció la imprenta, poder  plasmarse en forma escrita para beneficio de la humanidad.

Se comenzaron a utilizar las inmensas propiedades descubiertas en las plantas, los frutos, los vegetales etc., a través de muchas formas de consumo como infusiones, preparaciones mágicas, tinturas, aceites, extractos de hierbas, mezcla de plantas, aplicaciones tópicas. ingesta y preparación en múltiples formas y procesos.