Vitamina E 400 IU x 100 Cápsulas blandas

$33.600

El α-tocoferol o vitamina E es una vitamina liposoluble que actúa como antioxidante a nivel de la síntesis del pigmento hemo, que es una parte esencial de la hemoglobina de los glóbulos rojos…

Descripción

Vitamina E 400 IU  (fco. x 100 Cápsulas blandas (softgels)

Características:

El α-tocoferol o vitamina E es una vitamina liposoluble que actúa como antioxidante a nivel de la síntesis del pigmento hemo, que es una parte esencial de la hemoglobina de los glóbulos rojos. La vitamina E se encuentra en muchos alimentos, principalmente de origen vegetal, y sobre todo en los de hoja verde (el brócoli, las espinacas) y las semillas, entre ellos la soya, el germen de trigo y la levadura de cerveza. También puede encontrarse en alimentos de origen animal, como la yema de huevo. Habitualmente, se suele considerar que los aceites vegetales y algunas dietas que emplean desayunos de cereales aportan una gran cantidad de vitamina E al cuerpo

La vitamina E es un nutriente esencial fundamental para la buena salud. Como una poderosa fuente de apoyo antioxidante, la vitamina E ayuda a combatir los radicales libres en el cuerpo. Los estudios han demostrado que el estrés oxidativo causado por los radicales libres puede contribuir al envejecimiento prematuro de las células. La vitamina E  también ayuda a mantener la función inmune. Ayuda a prevenir el cáncer y las enfermedades cardiovasculares. Mejora la circulación y el tratamiento del síndrome premenstrual. Previene problemas fibroquisticos de los senos. Favorece el proceso de cicatrización.

La vitamina E es un antioxidante. Eso significa que protege el tejido corporal del daño causado por sustancias llamadas radicales libres, que pueden dañar células, tejidos y órganos. Se cree que juegan un papel en ciertas afecciones relacionadas con el envejecimiento.

El cuerpo también necesita vitamina E para ayudar a mantener el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias.

La vitamina E también es importante en la formación de glóbulos rojos y ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K. También ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y a impedir que la sangre se coagule dentro de ellos.

Las células usan la vitamina E para interactuar entre sí y llevar a cabo muchas funciones importantes.

Es necesaria más investigación para saber si la vitamina E puede prevenir el cáncer, la enfermedad del corazón, la demencia, la enfermedad hepática y el accidente cerebrovascular.

Beneficios:

  • Su campo de acción transcurre en neutralizar el efecto de los radicales libres, los cuales son moléculas inestables, debido a su desequilibrio atómico y que por ello buscan recuperarlo a partir de otras células colindantes.
  • Beneficioso para la piel y las membranas. Fortalece el revestimiento de los capilares sanguíneos de la piel, consiguiendo mejorar el soporte de cara a la hidratación y fomentar su elasticidad.
  • Otro efecto destacado es reducir la inflamación a nivel celular y verse traducido en un aspecto de la piel más joven.
  • Fortalece el cabello. La fragilidad y caída del cabello son dos aspectos muy importantes a los que se les suele prestar bastante importancia, dada su estrecha relación con nuestro aspecto. En tal caso, el uso regular de vitamina E puede ayudarnos a mitigar estos problemas.
  • Protege las células rojas sanguíneas que son las encargadas de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo, también lo hace con las células blancas, que son las encargadas de defender al organismo contra ciertas enfermedades, de modo que puede estimular y proteger el sistema inmunológico.
  • Evita la formación de tumores y enfermedades
  • Regula las hormonas del cuerpo. La vitamina E también afecta al sistema endocrino y nervioso, ejerciendo una acción moduladora para regular el balance hormonal. Hay que destacar que el normal desarrollo de los nervios depende de la vitamina E.
  • Otros de los beneficios de la vitamina E, es su implicación en la producción de energía, la síntesis de ácido desoxirribonucleico (ADN) y del ácido ribonucleico (ARN). Debido a su gran capacidad para actuar como antioxidante, protege las membranas celulares de la oxidación y se especula con sus efectos favorables contra el cáncer o las enfermedades cardíacas.
  • Ayuda a mantener una circulación saludable en las arterias coronarias y en los vasos sanguíneos periféricos.
  • Reduce la coagulación excesiva de la sangre y protege contra la trombosis.
  • Mejora la salud del cerebro y del sistema inmunológico.
  • Disminuye el riesgo del mal de alzheimer.
  • Se encuentra implicada en frenar los síntomas del envejecimiento prematuro, resultando en mejorar sustancialmente el aspecto exterior (piel), y por supuesto, la función normal de los órganos del organismo; la regulación de la función inmune, el mantenimiento de la integridad de las células endoteliales y el equilibrio de la coagulación normal.
  • Asistir en la formación de células rojas en la sangre y ayudar en la regulación de la síntesis de prostanoides, que son compuestos importantes en los procesos de reproducción; por este motivo se ha considerado durante mucho tiempo a esta vitamina como la vitamina de la fertilidad.
  • La vitamina E ejerce un fuerte efecto antioxidante especialmente importante en los pulmones, donde las células están expuestas a altas concentraciones de oxígeno que pueden dañarlas.

Uso sugerido:

Los atletas suelen consumir entre 200 y 500 IU y cuando se recuperan de una lesión, o entrenan a altitudes elevadas, a menudo ingieren 600 a 1200 IU porque favorece el transporte del oxígeno en la sangre y por tanto compensa la reducción que existe en el aire a esa altitud. Las personas de mayor corpulencia y peso admiten mejor una dosis más elevada de vitamina E.

 

Información adicional

Peso 0.144 kg

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Vitamina E 400 IU x 100 Cápsulas blandas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *